Ir al contenido principal

Rambla de Librilla-Castellar-Barranco del Infierno


Accedemos a Librilla Este desde la Autovía A-7 por la salida 591; entrando al pueblo, tomamos el cruce señalizado a la derecha en dirección Barqueros (C-2), aparcamos al llegar al Trasvase Tajo-Segura en el Sifón de Librilla.

Partimos desde las tuberías del trasvase Tajo-Segura, 


20 Componentes del Grupo Caminando por La Vida, 


descendemos por la derecha a la Rambla de Librilla (o del Orón), 


cuenca salina que desemboca en el Río Guadalentín; 


junto al Barranco del Infierno, 


presenta un importante patrimonio geológico desde el punto de vista estratigráfico, sedimentológico y geomorfológico, debido a las formas peculiares producidas por la erosión hídrica.


Caminamos por zonas encharcadas de aguas salinas, ricas en mineral de halita, procede de la palabra griega hals (sal) y lithos (piedra); 


un paraje increíble con abundancia de aguas estancadas, que han lavado las sales marinas de las margas y yesos; 


charcas de colores en este inhóspito paraje, proveniente de la gran llanura salina dejada por el mar Mediterráneo hace unos 6 millones de años.


El Rinoceronte

El Rinoceronte




A partir del puente sobre el barranco, ascendemos pisteando hacia el Castellar; 



seguimos por la derecha en el cruce; tras la valla, tomamos el sendero a la derecha hacia el Embalse de Ageciras; 


caminando entre badland; 



el pueblo indio Lakota denominó “malas tierras” a los badlands y no es para menos; 


se forman por la acción de la tremenda erosión provocada por las intensas lluvias y escasa vegetación, 



ayudada por la composición de la roca blanda y tierra rica en areniscas, arcilla, margas, caolín o yeso.


Tomamos el mantente con vistas al embalse; 





alcanzamos la máxima altura de la ruta (300 m) 


e iniciamos un suave descenso por pista agrícola, 


bordeamos por un campo 


buscando descender al fondo de la Rambla de Librilla, 


encontramos una traza muy inclinada de tierra suelta, 


abierta por las motos endureras recientemente.





Realizamos un tramo rambleando 



hasta enlazar con el Barranco del Infierno; 


nace en los Llanos de Barqueros (Fuente Librilla), prolongación del paisaje protegido de los Barrancos de Gebas; 


se encuentra encajado sobre margas marinas, entre murallas de 50 m de altura; presenta un angosto desfiladero de poco más de 2 m de anchura,






provocado por la erosión de los yesos con importantes plegamientos, que podemos observar a simple vista en algunas de sus curvas; la precipitación de halita y yeso, recubre cantos y restos vegetales;


vemos en lo alto las majestuosas chimeneas de hadas, formaciones gredosas y pináculos de sorprendente belleza.



Volvemos sobre nuestros pasos, 


para continuar  por la Rambla de Librilla de vuelta a los coches, 




sorteando tramos con barro y agua que discurre por el cauce de forma intermitente. 







Terminamos la fiesta comiendo en Casa Pancho, 


disfrutando de la entrada de año 2020 con rutas, viajes y buenas comidas entre amigos. 


Hay que tener presente no realizar esta ruta con calor, amenaza de tormenta o recientes lluvias.


Descargar track

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cascada el Chorraero-El Ventorrillo-Pico del Padrastro-Ruta de las Esculturas-Cascada del Batan

EL CUENTO DE LOS SIETE PEÑONES

EL CUENTO DE LOS SIETE PEÑONES

Ayna-Casas de La Fuensanta-Mirador de Los Infiernos-Senderos de los Esparteros y Picardos-Cascada de la Toba

Socovos-Castillo de la Encomienda-Sendero Arroyo de Benízar-Pinturas rupestres Solana del Molinico-Loma del Conjurador

Puntabela-Rambla de Picacho-Paraje Caraleño-Villa García-Calas de Bolnuevo

Ascensión al Pico de la Sagra desde la Ermita de las Santas por el PR-A 321

Cañada de Ugéjar-Casa de la Cueva del Agua-Barranco de Ugéjar-Caserío de Viquejos

Sendero de la Víbora-Senda de los Mineros-Minas de Colón-Refugio y vértice geodésico de Peñas Blancas

Paseando por la Bahía de Portman